lunes, 2 de febrero de 2009

Pajaros

Los racimos están creciendo y fortaleciéndose cada día que pasa y por lo tanto la necesidad de cuidar esas delicadas uvas para que maduren sin contratiempos es esencial. Como ya han alcanzado un buen tamaño las uvas no pasan desapercibidas a los pájaros, quienes no desaprovechan la oportunidad para tratar de picotear alguna que otra baya, produciendo graves daños en los racimos ya que estas uvas al estar reventadas constituyen un foco de infección para hongos que pueden afectar el racimo entero. Debido a que el viñedo es pequeño, la opción mas adecuada es colocarle a cada uno de los racimos una pequeña bolsa de nylon, del mismo material utilizado para construir mosquiteros, el cual permite la circulación del aire pero evita los pájaros y alguno que otro insecto deseoso de mordisquear los racimos.

Pinot Noir

Pinot Noir
Pinot Noir