jueves, 28 de junio de 2007

Brota un nuevo comienzo


Un viñedo es un cultivo exigente. Te exige que pienses en él a cada instante… es como una novia celosa que no permite que tu atención se centre en otros intereses. En ese sentido cada planta en el viñedo es una novia celosa en potencia, proclamando atención y mimos por encima de las demás.

Por lo tanto tu mente se debe esforzar para cubrir los requerimientos de cada planta durante un año y encontrar los momentos indicados para la poda, para la brotación, para la floración, el desarrollo del fruto y la vendimia. Y por supuesto el debido descanzo a que tienen derecho.

Pero a la final, después de tanto esfuerzo, cuidados y mimos, las plantas te cubren de besos transformados en bellos y delicados frutos como respuesta a tu amor y dedicación expresada hacia ellas… las novias celosas.

Pinot Noir

Pinot Noir
Pinot Noir